Literatura En Inglés Para Niños En Navidad.

Como muchos de los cuentos de Navidad, se encuentran basados desde la literatura en Ingles para niños, y claro esta los más grandes también la podemos disfrutar y aprender moralejas enriqueciendo nuestro vocabulario..

La primera historia en inglés lleva por nombre A Christmas dream/ Un sueño de navidad, está llena de magia, ilusiones y esperanzas. Los niños podrán leerlo en inglés para mejorar su vocabulario, y también en español, por si no entienden alguna palabra. Es un hermoso cuento navideño para leer junto a tus hijos estas fiestas y pensar con ellos sobre cuáles son las metas que como familia los unen.

Te sugerimos leer: 100 Palabras Con La Letra T En Inglés, Oraciones Y Ejemplos.

 A Christmas dream/ In English.

Literatura En Inglés Para Niños En Navidad.

A little polar bear named Lulu lived on a polar ice cap in an igloo. On Christmas Eve, Lulu was very excited and went up to his mum with his eyes shining bright.

"Mum have I been good this year?" he asked. "Of course my dear, you are a very sweet and good little bear" his mum replied.

"In that case, can I write a letter to Santa Claus now?" asked Lulu. "Of course you can," said his mum, "but right after that you will have to go to bed, as it is already quite late."

Descubre nuevas lecciones de inglés gratis cada semana

👉 Suscríbete a nuestro canal de Telegram 👈

So Lulu sat down with a pen and paper to write a letter to Santa Claus. "Dear Santa Claus, I hope you and your little helpers are doing well. This year, I would like a few things, they are:

A long woolen scarf (as it gets cold here sometimes). a wooden sledge, a fishing rod . It is okay if you can?t bring along all the gifts, but just try and get what you can. Thank you and lots of hugs and kisses, Lulu

Once he wrote the letter, he went off to bed as his mother had told him. He would post the letter the next day. He kept thinking that of course he would love to get the gifts, but there was something he would love more. He would love to meet Santa Claus and go on a ride with Santa in his sleigh.

Thinking of all this Lulu went off to sleep. In his dreams, he saw an old man with a long white beard, a sack filled with presents and a sleigh that could go as fast as the wind.

Next morning Lulu woke up very early because he had a lot of things to do. He got his bag ready and kept his lunch and the letter to Santa in it. He said goodbye to his parents and headed out to post the letter.

The post box where Lulu would post the letter was quite far, but Lulu was a brave little bear and did not stop with the cold winds or the high hills. Through the way he got tired and decided to take some rest. He sat down on a block of ice and fell asleep.

Suddenly, he woke with fright. The sunrays had melted the ice and he was trapped in the ice cold water. "I am lost," he thought "and I won?t be able to post the letter or go back home."

It was almost dark now and even as Lulu was crying, suddenly he saw a light up in the sky. It was Santa Claus?s sleigh that was being pulled by his reindeers! Suddenly the sleigh slowed down and Santa asked Lulu "Are you coming with me my dear? I have come to take you back home." As Lulu got into the sleigh, he rode over the ocean and hills and he was so happy he forgot to give his letter to Santa. He was living his biggest dream ever!

In some time, the sleigh reached his igloo and Santa handed his wooly hat to Lulu, helping him home and then disappearing into the night. His parents were delighted to see him back home. "We were so worried," they said, hugging him tight. Lulu told them all about the incident and said that Santa had given him the best present.

"Santa Claus has given us our best present too" his parents said, as they hugged him again.

END.

Un sueño de Navidad/ En español.

cuento de navidad

Una pequeña osa polar llamada Lulu vivía en un casquete polar, en un iglú. En Nochebuena, Lulu estaba muy emocionada y se acercó a su mamá con los ojos brillantes. - Mamá, ¿me he portado bien este año?, preguntó. - Por supuesto querida, eres una osita muy dulce y buena, respondió su mamá. - En ese caso, ¿puedo escribir una carta a Santa Claus ahora?, preguntó Lulu.

- Por supuesto que puedes, dijo su madre, pero justo después tendrás que irte a la cama, ya que ya es bastante tarde. Entonces Lulu se sentó con un lápiz y papel para escribir una carta a Papá Noel.

"Querido Papá Noel, Espero que tú y tus pequeños ayudantes estén bien. Este año, me gustaría algunas cosas, son: Una bufanda larga de lana (ya que a veces hace frío aquí), un trineo de madera, una caña de pescar Está bien si no puedes traer todos los regalos, pero trata de conseguir lo que puedas. Gracias y muchos abrazos y besos, Lulú.

Una vez que escribió la carta, se fue a la cama como le había dicho su madre. Enviaría la carta al día siguiente. Seguía pensando que, por supuesto, le encantaría recibir los regalos, pero había algo que le encantaría más. Le encantaría conocer a Santa Claus y dar un paseo con Santa en su trineo.

Pensando en todo esto, Lulú se fue a dormir. En sus sueños, vio a un anciano con una larga barba blanca, un saco lleno de regalos y un trineo que podía ir tan rápido como el viento. A la mañana siguiente, Lulú se despertó muy temprano porque tenía muchas cosas que hacer. Preparó su mochila y guardó su almuerzo y la carta a Santa en ella. Se despidió de sus padres y se dirigió a enviar la carta.

El buzón donde Lulú dejaría la carta estaba bastante lejos, pero Lulú era una osita valiente y no se detuvo con los vientos fríos o las altas colinas. Por el camino se cansó y decidió descansar un poco. Se sentó sobre un bloque de hielo y se durmió.

De repente, se despertó asustada. Los rayos del sol habían derretido el hielo y estaba atrapada en el agua helada. "Estoy perdida", pensó, "y no podré enviar la carta, ni volver a casa".

Estaba casi oscuro y mientras Lulú lloraba, de repente vio una luz en el cielo. ¡Era el trineo de Santa Claus, el que tiraban sus renos! De repente, el trineo disminuyó la velocidad y Santa le preguntó a Lulú: "¿Vienes conmigo, querida? He venido a llevarte de vuelta a casa ".

Cuando Lulú se subió al trineo, cabalgó sobre el océano y las colinas y estaba tan feliz que se olvidó de darle su carta a Santa. ¡Estaba viviendo su mayor sueño! En algún momento, el trineo llegó a su iglú y Santa le entregó su gorro de lana a Lulú, la acercó a casa y luego desapareció en la noche. Sus padres estaban encantados de verla de regreso a casa. "Estábamos tan preocupados", dijeron, abrazándola con fuerza.

Lulú les contó todo sobre el incidente y dijo que Santa le había dado el mejor regalo. "Santa Claus también nos ha dado nuestro mejor regalo", dijeron sus padres, mientras la abrazaban nuevamente.

FIN

Te dejamos a continuación un dibujo para imprimir y colorear en casa con los más pequeños.

dibujos-arbol-de-navidad-y-chimenea

The little Christmas tree/ In English.

Este cuento de Navidad: El abeto, fue escrito por Hans Christian Andersen y se publicó por primera vez en 1844. Nos cuenta la historia de un árbol está tan ansioso por crecer y lograr grandes cosas, que se olvida de vivir la belleza del momento.

Es un relato navideño que podemos leer con nuestros y explicarles que deben valorar lo que tienen, en lugar de soñar en lo que no poseen; han de disfrutar del momento, en lugar de pensar en lo que ocurrió en el pasado o desear que llegue el futuro. Un cuento navideño para reflexionar en la importancia de vivir el momento.

Once there was a little fir tree who wanted to grow up to become a Christmas Tree, so that he could go and live amongst the humans. The other trees that were older knew more about life with humans and told him that it was not really a good idea to be around humans. But the little fir tree did not want to listen to them, and soon he would go to live amongst the humans himself.

One day, a few children came along with their parents to search for a fir tree for Christmas that they could use to decorate their home. When the children saw the little fir tree they immediately loved it. So they took him home and placed him in their living room along with lots of Christmas decoration.

Once the decorations were complete, the tree lit up with thousands of lights. As Christmas was approaching, everyone enjoyed looking at the beautiful fir tree. The little fir tree got very happy and was sure the other trees had been wrong. To let others think he was beautiful, he started spreading his branches higher and higher.

Till January, the little fir tree was the main attraction in the living room and in the whole house. But then, the tree's needles started to fall off. No one wanted to look at him anymore or pick up the needles that fell. After all the celebrations were complete, the family decided to pack him up and store him in the cellar. The little tree was very sad.

After a long wait, the little fir tree was one day taken out of the cellar and planted back in the soil. The fir tree was so happy to be back in the soil. He realized that the reason the family had kept him in the cellar to keep him healthy.

The next Christmas, he was dug up again and used in the Christmas decorations, and each year the trend continued. The little fir tree realized that the older trees had been wrong, and that humans too can be good.

El abeto/ En Español.

el abeto

En el bosque había un bonito abeto. El lugar que tenía era muy bueno; el sol brillaba sobre él, había suficiente aire fresco y a su alrededor crecían muchos árboles de gran tamaño. Los niños venían a menudo con una cesta llena de bayas y se sentaban cerca del árbol joven y decían: ¡Oh, qué lindo es! ¡Qué lindo abeto! Pero el abeto no solía estar muy feliz, no le gustaba ser más pequeño que los demás, ni le importaban los niños.

Al cabo de un año el abeto había crecido mucho y, al año siguiente, aun era más alto pero al abeto no le resultaba suficiente:

- ¡Oh, si yo fuera un árbol tan alto como los demás!, suspiraba. ¡Entonces podría extender mis ramas, los pájaros construirían nidos entre mis ramas; y cuando soplara la brisa, podría inclinarme con tanta majestuosidad como los demás.

Ni los rayos del sol, ni los pájaros, ni las bellas nubes rojas, complacían al arbolito. En otoño, los leñadores siempre venían y talaban algunos de los árboles más grandes. Esto sucedía todos los años; y el abeto joven, que ahora había alcanzado un importante tamaño, tembló al verlos. Vio como algunos magníficos árboles cayeron a con un fuerte ruido y crujidos, las ramas fueron cortadas y los árboles quedaron largos y desnudos. Luego los pusieron en carros, y los caballos los sacaron del bosque.

- ¿No sabéis adónde las han llevado? ¿No las habéis encontrado en alguna parte?, preguntó el árbol. - Sí, creo que lo sé; me encontré con muchos barcos mientras volaba aquí desde Egipto; en los barcos había mástiles magníficos, y me atrevo a afirmar que eran tus amigos, respondió una cigüeña.

Cuando llegó la Navidad, se cortaron árboles bastante jóvenes; árboles que a menudo ni siquiera eran tan grandes o de la misma edad que este abeto. Los colocaron en carros y los caballos los sacaron del bosque. - ¿A dónde van? preguntó el abeto. ¿Y por qué estos conservan todas sus ramas? - ¡Lo sabemos! ¡Lo sabemos! Les espera un gran esplendor, van a decorar las casas durante Navidad, los llenan de manzanas doradas, pan de jengibre y cientos de luces.

- Me encantaría saber si estoy destinado a una carrera tan gloriosa, pensó el abeto con regocijo.

El árbol quedó triste, no le complacía el aire fresco, ni la luz del sol, siempre encontraba pensamientos que lo entristecían. Siguieron pasando las estaciones y el abeto creció y creció y estaba verde tanto en invierno como en verano.

Tan bello estaba que cuando llegó de nuevo la Navidad fue uno de los primeros en ser talados y fue transportado hasta un salón grande y espléndido. Era una bella e impresionante mansión y, al poco tiempo, unos sirvientes llegaron y lo decoraron. De sus ramas colgaron manzanas doradas, nueces, cirios azules y blancos, muñecos de nieve y, en lo alto, colocaron una gran estrella de oropel. Estaba espléndido.

- ¡Oh, pensó el Árbol, si llegara la noche! ¡Si las velas estuvieran encendidas! ¡Me pregunto si echaré raíces aquí, y el invierno y el verano estaré también cubierto de adornos!

Pero ocurrió algo inesperado, cuando los sirviente encendieron las velas de entre sus ramas, el abeto tembló tanto que uno de los cirios prendió el follaje y ardió rápidamente. ¡En qué estado se encontraba! Estaba tan intranquilo y desconcertado. - ¿Qué va a pasar ahora?, pensó

El abeto estaba quemado, así que a los niños les dieron permiso para saquear el árbol y quitarle todos sus adornos. Se lanzaron con tanta violencia que todas sus ramas se partieron. Mientras los niños bailaban con sus hermosos juguetes: nadie miraba al abeto.

A la mañana siguiente, el abeto se despertó pensando que el esplendor comenzaría de nuevo y volvería a brillar y a decorar aquel imponente salón. Pero dos sirvientes lo sacaron a rastras y lo abandonaron en un rincón oscuro del desván, donde no había ni aire fresco, ni luz del sol. - ¿Qué significa esto? pensó el Árbol. ¿Qué voy a hacer aquí?

Pasaron días y noches, y nadie subió; y cuando por fin llegó alguien, fue sólo para apartar unos grandes baúles en un rincón. Allí estaba el Árbol bastante escondido; parecía como si lo hubieran olvidado por completo. Tan solo tenía por amigos a un grupo de ratones que escuchaban sus viejas historias.

El abeto les hablaba del invierno, de la tierra cubierta de nieve y de la llegada de la primavera, del trino de los pájaros, del soplido del viento y del ir y venir de las nubes. Entonces se dio cuenta, aquellos habían sido tiempos muy felices, aunque no se diera cuenta en aquel momento. Había sido afortunado, lo había tenido todo, y ahora estaba viejo y roto.

Un buen día, los ratones también se cansaron de escuchar sus historias de tiempos pasados y le dejaron solo. - Después de todo, fue muy agradable cuando los pequeños ratones se sentaron a mi alrededor y escucharon lo que les dije. Ahora eso también ha terminado. Pero tendré mucho cuidado de divertirme cuando llegue algo nuevo.

Pasaron los días sin que nada ocurriera pero, una mañana, llegó mucha gente al desván. Un hombre, tomó al abeto y lo arrastró hacia el patio donde vio brillar la luz del día. - Ahora volverá a empezar una vida feliz, pensó el Árbol.

Sintió el aire fresco y el primer rayo de sol, había tantas cosas a su alrededor, que el abeto se olvidó de mirar para sí mismo. El patio colindaba con un jardín, y todo estaba en flor; las rosas colgaban tan frescas y olorosas sobre la balaustrada, los tilos estaban en flor, las golondrinas pasaban volando...

En el patio jugaban algunos de los alegres niños que habían bailado en Navidad alrededor del abeto y estaban tan contentos de verlo. Uno de los más jóvenes corrió y arrancó la estrella dorada que todavía tenía prendida. - ¡Mira lo que todavía está en el viejo y feo árbol de Navidad!, dijo, pisoteando las ramas, de modo que todas crujieron bajo sus pies.

Y el Árbol contempló toda la belleza de las flores y la frescura del jardín; se contempló a sí mismo y deseó haberse quedado en su rincón oscuro del desván; pensó en su primera juventud en el bosque, en la feliz Nochebuena y en los ratoncitos que habían escuchado con tanto placer sus historias.

- Si me hubiera regocijado cuando tuve razones para hacerlo... ¡Pero ahora es demasiado tarde! Y el muchacho del jardinero cortó el árbol en trozos pequeños y los lanzó a la chimenea. La madera se encendió espléndidamente y el abeto suspiró profundamente. Cada suspiro fue como un disparo. Los muchachos jugaban en la cancha y el más joven llevaba en el pecho la estrella de oro que había tenido el Árbol en la noche más feliz de su vida.

FIN

Te invitamos a leer:  2 Cuentos Populares En Inglés Para Niños Repitiendo Se Aprende.

Descubre nuevas lecciones de inglés gratis cada semana

👉 Suscríbete a nuestro canal de Telegram 👈

Comparte esta lección. Gracias!

Otras Lecciones que te pueden interesar

Subir

Utilizamos cookies de análisis y técnicas para mejorar la experiencia de navegación por nuestra web y para mostrar publicidad relacionada según el análisis de la navegación del usuario. Puedes aceptarlas o personalizar tu configuración que se aplicará a esta web. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estamos utilizando o personalizarlas utilizando el enlace a la política de cookies.  Esta opción siempre está disponible en la parte inferior de la página. MÁS INFO